Derbi Terra Adventure

Pasaron muchos años y muchas vueltas dio la vida hasta el momento en que volví a plantearme adquirir, ya esta vez sí, una motocicleta. Claro que por entonces sólo tenía el carnet B y no podía comprar otra cosa que una 125cc. Y, nuevamente, casi por casualidad, me volví a enamorar de una Derbi: la Terra Adventure. Antes de descubrirla buscaba y buscaba, me acercaba a concesionarios y me montaba en las motos, pero nunca acababa de estar convencido, y una tarde de aburrido trabajo en la oficina entré por casualidad en la página de Derbi… Y allí estaba: la Terra. Sí, lo reconozco, me llamó primero la atención la versión de carretera, sobre todo por su pico de pato… Pero por aquel entonces sólo encontré de segunda mano la Adventure, y he de decir que me alegro que fuera así después del paso del tiempo. Su cúpula alta, la llanta delantera de 19″ y su horquilla reforzada le dan una planta mucho más imponente que, junto sus 15CV de potencia, son elementos más que suficientes para desenvolverte con soltura en la mayoría de las carreteras. Gracias a la Terra Adventure pude descubrir el placer de rutear y comenzar a vivir experiencias inolvidables.