Normandía

Días 1 y 2 – Brive-la-Gallarde y Caen

Dani, mi compañero en muchas rutas que he hecho, tenía el sueño de visitar Normandía. Es por eso que en Agosto de 2014, precisamente 70 años después del desembarco, emprendimos camino hacia esta histórica región de Francia. Un viaje de seis días que constaría de tres partes bien diferenciadas: la aproximación a Normandía, la visita de la región y la vuelta de la misma hacia Barcelona.

Para ir hacia Normandía lo hicimos a través de la collada de Toses (íbamos a estar unos cuantos kilómetros sin ver curvas), Puigcerdà, col de Puymorens, Toulouse y descansar en Brive-la.Gallarde. Además de las curvas de Toses y de Puymorens lo más bonito de la jornada fue cuando pasamos por un bosque que los arboles formaban un túnel bastante espectacular.

El segundo día nos llevaría hasta la población de Caen, desde donde atacaríamos al día siguiente Normandía para visitar distintos lugares emblemáticos de la zona. Fue emocionante este segundo día recorrer la mítica recta de Lemans, donde cada año se hacen las 24 horas de resistencia. El único inconveniente que tuvimos durante todo el viaje fue que en las gasolineras de repostaje automático cobraban si llevabas una tarjeta no francesa el máximo permitido, cosa que no se solucionaba hasta que no se cotejaba con el banco de cada uno, y para eso podría pasar hasta un mes. Afortunadamente es un tema que solucionamos en cuanto llegamos a Barcelona con nuestras entidades.

Día 3 – Normandía

El tercer día era el gran día. Visita a algunos de los lugares más emblemáticos de la zona de Normandía. Utah Beach, Saint-Lô, Carentan…, para terminar visitando la abadía de  Mont Saint-Michel.

Durante la noche anterior y hasta prácticamente el mediodía estuvo lloviendo con cierta intensidad. Ese día se visitarían muchos lugares que dejan sin palabras, algunos por los acontecimientos que sucedieron y otros por su belleza.

Días 4 y 5 – La Rochelle y Lurbe-Saint-Christeau

Cuando se llega al destino de un viaje es como si comenzará una cuenta atrás, pero hay cuentas atrás y cuentas atrás.

La noche antes de emprender el regreso a Barcelona descansamos en Le Vivier-sur-Mer, una de las primeras poblaciones de la Bretaña francesa desde Normandía. La Bretaña es una de las tierras por las que he de expresar mi más inmenso enamoramiento. Y en esta cuenta atrás se aprovechó para visitar varios de los lugares más emblemáticos de la zona: Saint-Malo, Cap Fréhel, Dinan y el bosque de Brocelandia, antes de comenzar a hacer vía hacia la Rochelle, donde descansamos.

La llegada a la Rochelle se hizo tarde, por lo que sólo tuvimos tiempo de cenar y descansar para encarar la aproximación a los Pirineos franceses a la altura de Navarra al día siguiente. En esta llegada a los Pirineos al poco de llegar al hotel de Lurbe comenzó a caer una tormenta bastante ‘bonita’ de observar desde la habitación, pero si nos hubiera alcanzado en medio de la carretera tal vez no podríamos haber llegado al hotel.

Día 6 – Barcelona

A la mañana siguiente tocaba revisar el estado en que podía haber afectado la tormenta a las motos.

Una vez comprobado el correcto funcionamiento general, nos dispusimos a emprender regreso por el Col de la Pierre de Saint Martin, Valle del Roncal, Sos del Rey Católico y Los Monegros. A pesar de que durante bastante parte de la ruta tuve algún tirón, la ruta del día transcurrió sin ningún contratiempo.

Los paisajes de la ascensión al Col y el descenso hacia el valle eran realmente espectaculares. Aprovechamos para hacer una para en la posada de Juan Pito donde degustamos un delicioso almuerzo.

Justo después de almorzar encaramos ruta hacia Sos del Rey Católico, pueblo que siempre había querido visitar. Pequeña parada en Ejea de los Caballeros para comer para cruzar los Monegros por Sariñena. Una vez llegados a Fraga comenzaba a ponerse punto final a esta larga e interesante ruta de casi 3000 km durante seis días.

6 pensamientos en “Normandía

    1. oscarfl Autor

      Aproximadamente unos 3000km si no recuerdo mal… Fue una ruta dura por el trayecto hasta Normandia, toda la parte central de Francia, tanto para ir como para volver… Pero valió mucho la pena por conocer lugares históricos, recorrer la Bretaña, cruzar los Pirineos… Infinidad de cosas…

      Un saludo y V’sss

      Responder
    1. oscarfl Autor

      Muchas gracias… Fue una sensación extraña estar allí, hay que viviría…

      Muchas gracias y V’sss

      Responder
    1. oscarfl Autor

      Gracias a ti por darme la oportunidad de realizar ese viaje. Nunca lo olvidaré…

      Un saludo y V’sss

      Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>