Ruta Ibérica

Este pasado agosto, después de varios cambios en la planificación inicial, decidí llevar a cabo la ruta más larga que iba a hacer nunca con la Terra.

La idea inicial era únicamente completar todos los distritos del norte de Portugal que me faltaban. El año pasado, en la ruta a Andalucía, me quedé a tan solo tres provincias (las del sureste español) de completar el objetivo de visitar todas las de España al pararse la moto en Granada. Entonces me planteé la posibilidad de juntar en una única ruta los dos objetivos: recorrer todos los distritos de Portugal y todas las provincias de España cruzando la península ibérica. A estos dos objetivos hay que sumar otro más: llegar a Cabo de Gata  y de esta manera haber estado en todos los cabos extremos de la península ibérica.

Por si fuera poco tenía el reto de encontrar un detalle que mi compañero de trabajo Oskar había escondido en Octubre pasado en Cabo de Gata para que lo encontrara una semana después, cosa que fue imposible por el problema citado antes de la moto: ahora debía de encontrarlo diez meses después.

Con todos estos elementos la ruta inicial de dos mil quinientos kilómetros pasó a ser una ruta de cuatro mil en diez días en una 125. ¿Sería factible? La Ruta Ibérica había nacido.

Ir al primer día de la ruta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>